Loading...

martes, 17 de abril de 2012

INTERVENCION DEL EDUCADOR ANTE LOS MALOS TRATOS
 
Cuando los educadores tienen sospechas de malos tratos por parte de la familia del menor, en primer lugar, deben estar atentos a los indicadores que les confirmen las sospechas de maltrato, físico o psicológico, para ponerlo en conocimiento del equipo psicopedagógico del centro, del director y tutor del niño, y decidir qué intervención se va a realizar, si hablan con los padres/madres, si lo ponen en conocimiento de los expertos en malos tratos.


Se pueden seguir una serie de pautas que pueden ser útiles:

- Deben saber sobreponerse a los sentimientos de rechazo que les producen el descubrir que se está dando una situación de malos tratos.
- No deben dejarse llevar por los sentimientos, emociones y expectativas que tienen sobre el maltrato.
- No juzgar sino ayudar al niño y a su familia. No expresar desaprobación hacia su padre o madre, hacia el/la menor o hacia la situación. Más bien, la familia debe conocer que cuentan con el apoyo de los educadores y del equipo psicopedagógico del centro.
- Asumir su responsabilidad en el cuidado de los menores.
- Procurar el adecuado desarrollo psicológico, emocional y físico de los niños, estando obligados no sólo por razones sociales, éticas y deontológicas, sino también legales, a atender a todo niño del que se sospeche que pueda sufrir maltrato.
- Los niños siempre son víctimas, nunca la causa de los malos tratos que sufren a manos de sus padres y madres. Tranquilizarle si en algún momento se llegan a sentir culpables y/o responsables de lo que les está ocurriendo.
- Tratar de tener una entrevista con el niño o la niña, utilizando un lenguaje que pueda comprender, escuchándole con atención y tomándonos en serio lo que nos está contando. Ofrecerle nuestro apoyo, comprensión y ayuda.
- Registrar por escrito lo que el niño nos ha contado. Lo ideal sería grabarle, pero al tratarse de un menor, pueden penalizarnos si grabamos una conversación con él sin el consentimiento del padre o de la madre.
 
En aquellos casos en los que tenemos garantías de que el maltrato no es grave o se ha producido de forma puntual, puede solucionarse el caso desde el mismo centro escolar, desde el equipo psicopedagógico, tratando de analizar y modificar las circunstancias que provocaron el maltrato.

Por el contrario, si tenemos certeza de que los malos tratos son reiterados y graves, normalmente no pueden abordarse exclusivamente desde el contexto educativo, por lo que necesitamos seguir por alguna de las siguientes vías:

a) Vía judicial: dirigirse a un juzgado, comisaría o fiscalía de menores. El denunciante debe identificarse.
b) Vía administrativa: dirigirse a los servicios sociales de base y ponerlo en conocimiento del trabajador social o comunicarlo a las Secciones de Protección a la Infancia.
c) Vía comunitaria: acudir a las asociaciones especializadas en malos tratos a menores, o en general, y poner en conocimiento nuestras sospechas, esto permite reservar la identidad del denunciante, ya que es la propia asociación o entidad la que denuncia ante las autoridades. La ventaja es que desde estas asociaciones suele hacerse un seguimiento de cada caso, lo que no excluye al resto de los contextos implicados de realizarlo igualmente.
 

 
Carmen Crespo,   En Rueda De Prensa
Foto: EUROPA PRESS

Afirma que "hay que mejorar la protección de las víctimas" y "educar en pro de la igualdad y la no violencia" para "acabar con esta lacra"

   SEVILLA, 16 Abr. (EUROPA PRESS) -
   La delegada del Gobierno en Andalucía, Carmen Crespo, ha expresado su "consternación" por el nuevo caso de violencia de género registrado en la madrugada del sábado en Sevilla, el segundo en Andalucía en lo que va de año.
   "En estos momentos de dolor para esa familia y de consternación ciudadana somos conscientes de que hay que redoblar los esfuerzos para acabar con esta lacra, tanto mediante la mejora de las medidas de protección a las víctimas como a través de una mejor educación en pro de la igualdad y la no violencia", asegura la delegada en nota de prensa.
   Asimismo, la delegada ha invitado a las mujeres que sufren malos tratos en su hogar a ponerlo en conocimiento de las autoridades, "ya que la ausencia de denuncia previa impide muchas veces actuar a tiempo". A este respecto, ha recordado que en ninguno de los 12 casos de violencia de género registrados desde enero en toda España ha habido denuncia previa de las víctimas.
   Carmen Crespo ha destacado también la "gran" labor que realizan en Andalucía los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado en la lucha contra la violencia de género, en estrecha coordinación con las Unidades de Violencia de Género existentes en las ocho provincias.
   Para ello, cuentan con el Sistema Integral de Seguimiento para Casos de Violencia de Género (Viogen), una potente herramienta informática a través de la cual los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad realizan las valoraciones de riesgo de las mujeres víctimas y el seguimiento de las medidas de protección.
   Por último, la delegada que recordado que la ministra de Sanidad, Igualdad y Bienestar Social, Ana Mato, ha anunciado "la puesta en marcha de una Estrategia para la Erradicación de la Violencia de Género" y el impulso de una "red nacional" para potenciar las Unidades de Violencia de Género dependientes de las delegaciones del Gobierno.

jueves, 26 de enero de 2012

                                              REPORTAJE: La lucha contra el machismo
                           
Mujeres que consiguieron apartarse de sus maltratadores relatan su lucha por la supervivencia - Solo 15 de las 60 víctimas de la violencia machista en 2011 habían presentado denuncia
"ANTES NO TENÍA VIDA, AHORA VUELVO A TENER SUEÑOS".

                                                 VOLVER A SOÑAR

http://www.elpais.com/articulo/sociedad/tenia/vida/ahora/vuelvo/tener/suenos/elpepisoc/20120104elpepisoc_2/Tes



  •     TEMOR A QUE SE DILUYA LA LEY
"En el último año, unos 840.000 menores, han estado expuestos a situaciones de violencia de género. El 60% de ellos no solo como testigos, sino que también han sufrido violencia directa. Y es que los maltratadores utilizan muchas veces a los niños para hacer daño a sus madres. Atacan siempre donde más duele, y agredir o asustar a los hijos es una forma", dice Consuelo Abril, abogada y miembro de la Comisión de Investigación de los Malos Tratos. Es lo que se llama violencia extendida, y se emplea también hacia otros seres queridos, como un mecanismo correctivo.

Aunque podría parecer lo contrario, las mujeres con hijos tardan el doble en salir de la espiral del maltrato. Así lo muestra la última macroencuesta de la Secretaría de Estado de Igualdad. "El miedo y la carga de la responsabilidad pesan mucho, y no es lo mismo salir de una casa sola que con personas a su cargo", explica Abril. Pero estas situaciones terminan pasando una carísima factura a estos niños. Y las secuelas son importantes. Se corre el riesgo, advierten los expertos, de que al hacerse adultos repitan aquello que han visto y han vivido en casa.

Una de las intenciones del nuevo Gobierno es integrar a los menores en la ley de violencia de género. El Ejecutivo del Partido Popular también se ha mostrado partidario de modificar la normativa para incluir a las personas dependientes que, afirman, también son víctimas de estas situaciones y contribuyen a que la mujer no abandone al maltratador. Una iniciativa que no termina de gustar a las asociaciones de mujeres, que creen que estos cambios contribuyen a diluir el significado de la ley y a victimizar aún más a la mujer. "Extender la ley hacia los menores y los dependientes vacía la ley de contenido de género", dice Abril. También lo haría, alertan, el cambio de terminología. De ahí la alarma generada por las palabras de la nueva ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, que inicialmente definió dos asesinatos machistas como "violencia en el entorno familiar", aunque anteayer rectificó el discurso y se refirió a la "violencia de género".

"No podemos prescindir del concepto y significado de género. Violencia de género es un término acuñado internacionalmente y España no puede dar un paso atrás en esto", alerta Abril. Pero no es lo único que las organizaciones piden al nuevo Gobierno. "Las instituciones deben contar más con los hombres para construir las políticas de igualdad. Esa es la gran tarea pendiente. Sin el compromiso de esa mitad de la sociedad no se va a lograr el avance que necesitamos. Hay que involucrar también a los hombres", dice José Ángel Lozoya, de la asociación Hombres por la Igualdad
.

jueves, 19 de enero de 2012

Cinco mujeres en lo que va de año

Las muertes por violencia de género se acercan a cifras de 2006

                                              016   Ministerio de Igualda
 
Foto: MINISTERIO DE IGUALDAD
MADRID, 19 Ene. (EUROPA PRESS) -
   Un total de cinco mujeres han sido asesinadas por otros tantos hombres con los que mantenían o habían mantenido una relación sentimental en lo que va de año, lo que convierte a estos 18 primeros días de enero en los más negros desde el año 2006.
   En concreto, en las mismas fechas del año pasado se habían computado tres homicidios machistas, uno en 2010 y ninguno en el año 2009. En 2008, a 18 de enero el balance oficial arrojaba cuatro mujeres asesinadas, que eran dos en el mismo plazo de 2007 y un total de seis en 2006.
   La última víctima es una mujer jienense de 54 años a quien habría asesinado su marido en plena calle, tal y como él mismo confesó a la Guardia Civil cuando poco después de cometer el crimen fue a entregarse. Sucedió este miércoles, poco antes de las diez de la noche en Noguerones, Alcaudete (Jaén). Estaban en trámites de separación.
   Las otras cuatro mujeres asesinadas en estas dos semanas largas también eran españolas, tres fallecieron en Cataluña y una en Extremadura. La más joven de las víctimas tenía 41 años y la mayor, que murió en Badajoz, contaba 80. El resto estaban entre los 55 y los 57 años de edad.
   Según las informaciones oficiales, en ninguno de los casos constaban denuncias previas por violencia de género. No obstante, la mujer fallecida en Jaén se había puesto en manos del Instituto Andaluz de la Mujer (IAM), primero, en 2008, para solicitar ayuda psicológica y después, en los últimos meses, para pedir apoyo en los trámites de separación.
   Los mismos datos revelan que en todos los casos, los supuestos asesinos han sido detenidos por las fuerzas policiales para ser puestos a disposición judicial.

A raiz de una sugerencia que he recibido como administradora de este Blog, no me parecería justo, el no dar paso a la otra cara de la moneda, que aunque en menos cantidad, pero también existe:

                  EL MALTRATO AL HOMBRE

 "Si la mujer dice que empezó él, el que va detenido es el hombre"

El hombre maltratado existe. No es un nuevo concepto, ni una nueva expresión, ni un símbolo, ni un ejemplo. El maltrato a hombres es una realidad, igual de feroz que el maltrato a mujeres. No hay diferencia.
Pero la sociedad, y por tanto las leyes hechas a su medida, no ha querido mantener un concepto de violencia familiar que englobara todos los maltratos que tienen lugar en el seno de una familia, sin distinguir según el sexo de la víctima.
La violencia en el ámbito familiar está prevista en el Código Penal español, pero existe una poderosa corriente social que pretende reducir el término “violencia” a la que ejercen los hombres y padecen las mujeres, negando así cualquier opción a que la situación sea la opuesta. Contrario a todo principio de igualdad y de presunción de inocencia, así ha quedado reflejado en la actual Lay Integral contra la Violencia de Género.
Naturalmente esta situación conduce inexorablemente a una discriminación cada vez más aguda e insostenible, que no sólo no evita el maltrato sufrido ni por hombres ni por mujeres, sino que además genera una situación propicia para dotar a las mujeres maltratadoras de un arma nueva y muy poderosa contra los hombres: las denuncias falsas.
Puesto que la presunción de inocencia de un hombre acusado de malos tratos está cuanto menos muy en entredicho, una denuncia falsa provoca la detención del hombre, su puesta a disposición judicial y con frecuencia la prisión preventiva, con la única esperanza posible del sobreseimiento del caso, que llegará sólo en el mejor de los casos.
Pero la presión social a la que están sometidos los jueces es tan grande que la inocencia absoluta no asegura a los hombres la libre absolución en un caso en que no hay pruebas contra él, como debería obligar la presunción de inocencia que existe desde el Derecho Romano (“in dubio pro reo”) y que aparece en el artículo 24.2 de nuestra Constitución. De tal modo que una mujer puede maltratar al hombre con absoluta impunidad, amparada en el sistema judicial.
Conscientes de esta situación y del sufrimiento de cientos de hombres atrapados en ella, esta Asociación responde con firmeza y eficacia ante la compleja situación jurídica y social del hombre maltratado.

domingo, 15 de enero de 2012


"Se acabaron las lágrimas"
Vídeo para la sensibilización social para la eliminación de la violencia de género grabado en Moratalla,
( MURCIA). Porque nos duele a todos, porque nos duele a todas...
Maravilloso vídeo donde participa la gente del pueblo y donde la unión de todos nos transmite
un mensaje  alegria y esperanza
STOP VIOLENCIA.